Blog

Cannabis en México, una nueva oportunidad para la sociedad y el medio ambiente

En noviembre de este año el Senado aprobó la Ley para la Regulación del Cannabis. Dicha ley se encuentra ahora en la Cámara de Diputados y tiene que ser valorada para finalmente ejecutarse en México. Esto podría abrir un nuevo mercado local que promete ser de los más atractivos a nivel internacional. En México, el cannabis es la droga ilegal más consumida, hasta el 2017, el 8,6% de los mexicanos mayores de edad admitían consumir de manera casual o regular esta planta. 

Pero, ¿cuáles son las consecuencias que podría traer la Ley para la Regulación del Cannabis? 

Para empezar, debemos hacer un análisis sobre lo que ya está sucediendo en el país. En los últimos años se ha popularizado en los mercados de salud y belleza el uso de CBD con fines terapéuticos. Es común encontrar marcas que ofrecen este compuesto en diversas presentaciones para relajar, aliviar dolor o incluso mejorar las condiciones de la piel. 

El CBD o Cannabidol, es una sustancia no adictiva, segura y sin efectos psicoactivos que se encuentra en el cannabis, en México lo más común es extraerlos del cáñamo. Desde el 2017 el Senado de la República permitió su consumo con una reforma a la Ley de la Salud. Esto ocasionó que algunas marcas vieran la oportunidad de agregar este ingrediente a diversos productos. 

Las Nubes es una marca con origen en Guadalajara que aprovecha las propiedades del CBD para ofrecer productos que ayuden a sus consumidores a llevar un mejor estilo de vida. Por medio de aceites, cápsulas y bálsamos, se afecta de manera positiva a procesos biológicos como el hambre, sueño o humor. 

Cortesía Canncura

Por su parte, Canncura Pharma es una iniciativa mexicana que se ha dedicado a la exploración de los beneficios que el cannabis trae a la salud. En su página puedes encontrar información general sobre los beneficios del cannabis, buscando borrar el estigma existente en nuestra sociedad con información verídica y de fuente científica.

Esta experimentación en productores locales ha llevado a Babe Blue a desarrollar un lubricante con CBD como ingrediente principal pero con un poco de THC -dentro de lo legal-. Esto ocasiona beneficios en relaciones sexuales como relajación, lo que lleva a mejores orgasmos, disminución del dolor e incremento del placer. 

Al mismo tiempo existen marcas de moda locales, como Amor & Rosas o Taller de la Rosa que experimentan con textiles con base de cáñamo o hemp; los cuales demuestran una mayor resistencia y procesos más amigables con el medio ambiente. Dichas telas son en su mayoría de importación por las leyes que regulan las cannabis en el país. 

¿Qué está pasando en otros países? 

Canadá fue el primero del bloque Norte América en permitir el uso lúdico del cannabis en su territorio. Esto ha ocasionado que su consumo se regule de una manera comparable al alcohol y que existan espacios dedicados a su venta y cultura. Es común encontrarse smoke shops donde se puede adquirir desde distintos tipos de marihuana en diversidad de presentaciones; hasta todo tipo de artefactos relacionados con su consumo. 

En Estados Unidos son algunos los estados que permiten su consumo. California es el ejemplo más claro dónde su uso médico se ha popularizado y ha tomado importante fuerza. Existen clínicas donde se dedican al estudio y medicación de personas con padecimientos neurológicos como epilepsia, o bien para aliviar el dolor de pacientes con cáncer. 

Al mismo tiempo, en Nueva York, existen chefs como el peruano Franco Noriega que incorpora el CBD a su menú en Baby Brasa. Franco se caracteriza por su constante experimentación en la cocina, por lo cual decidió sumarse a la ola de CBD cuando se legaliza su consumo en la Gran Manzana. Desde entonces uno de sus tragos más populares es aquel que tiene mezcal y gotas de CBD.

Cortesía Canncura

¿Qué pasará en México? 

No es ningún secreto que el país está sumergido en una ola de violencia la cual se alimenta del narcotráfico. Los grandes carteles tomaron fuerza con la venta de marihuana en la década de los años 80 y desde entonces esto ha escalado. El legalizar la marihuana busca frenar esta violencia y aprovechar los beneficios que el cannabis pueda traer al estilo de vida de los mexicanos. 

Para empezar, los actuales campesinos encargados de los cultivos de marihuana caen en relaciones comerciales injustas con los cárteles como único cliente. El legalizar el cannabis llevaría a estos productores a ajustarse a las normas establecidas por el país y les ofrecería más y mejores oportunidades de negocio; incluso podríamos hablar de exportación a aquellos países que la ley lo permita. 

La planta de la marihuana suele ser sometida a procesos químicos para estimular su crecimiento para poder satisfacer la demanda y aprovechar los pocos terrenos que se tienen de manera clandestina. Si la marihuana se vuelve legal, tanto la planta como la tierra podría beneficiarse de procesos más orgánicos y conscientes. 

Aquí debemos agregar a todos aquellos productores locales que se verían beneficiados con la legalización del cannabis. Marcas de belleza y salud podrían experimentar de manera más libre sus propiedades. En el ámbito de la gastronomía abriría la brecha para incorporar y experimentar con este “nuevo” ingrediente en barra y cocina. Esto sin dejar de lado que las fibras provenientes del cannabis podrían emplearse de manera local para la producción de textiles. 

***

La ley permite de manera general la portación de 27 gramos, la posesión de hasta seis plantas por casa y la autorización de licencias a negocios para la venta de cannabis. Esto con ciertas reglas, similares a las que regulan el alcohol: venta a mayores de 18 años, no se permitirá su venta en negocios donde se consuma alcohol, entre otras reglas. 

Para regular todo esto se deberá implementar el Instituto Mexicano del Cannabis, y se prevee que -de aprobarse la ley en la Cámara de Diputados-; el cambio en el mercado lo veamos hasta el 2022. 

Y tú, ¿cómo piensas que afectará esta reforma a nuestra sociedad y al medio ambiente? 

A %d blogueros les gusta esto: