Blog

¿Casas de plantas o de mascotas?

Compartir:

Algunas especies que puedes tener o evitar si tienes mascotas.


Cada vez somos más quienes queremos nuevas formas de hacer familia, distintas a las estructuras tradicionales. Una de las formas mas populares es la familia que decide tener “perrhijos” o “gathijos” o cualquier otras mascotas que reciben toda nuestra atención y reemplazan el lugar que los hijos e hijas tenían en el hogar típico. Razones puede haber muchas, pero lo que es cierto es que hacer una gran inversión en la crianza, en el colegio o en la ropita nueva todo el tiempo, ya no parece ser un atractivo para las personas jóvenes. 

De acuerdo a la Encuesta Nacional de Bienestar Autorreportado del 2021; el 85.7% de la población adulta en México dice sentir empatía con la vida no humana, que puede ir desde hacer cosas para evitar el sufrimiento animal, combatir la crueldad, cuidar plantas, etc. En el 69.8% de los hogares en nuestro país habita alguna mascota, dando un total de 80 millones; 43.8 millones de ellas son caninos, 16.2 millones felinos y 20 millones una diversidad de otras especies, desde cotorritos, peces y roedores. 

En ese 85% de las personas adultas que empatizamos con otras formas de vida aparte de la humana, estamos también quienes nos asumimos como señoras y señores de las plantas; que hemos llenado nuestra sala, cuartos y baños de preciosas colecciones de generadoras de oxígeno. Nos encanta ponerles nombre, tomarles fotos a sus brotes y retoños para presumirlas, y seguir cuentas de Instagram que nos den las mejores recomendaciones para mantenerlas vivas. 

¿Plantas o mascotas?

En la gran mayoría de casos, estas dos pasiones conviven en un sólo espacio, o por lo menos lo intentan. Mi perrhija Cleo era la más fan de mis calatheas, y no por su gusto de mirarlas moverse con el paso del sol. Pero su fascinación por arrancarlas, masticarlas y sacar toda la tierra de la maceta; pero también hay casos como el de mi sobrino Goyo, un precioso boston terrier tan lleno de amargura que pensarías que odiaría a los cactus y monsteras con las que lo obligan a cohabitar, pero él no les presta ninguna atención ni interés. 

Sin embargo, no todas las plantas son ideales para compartir casa con tus mascotas. Aunque muchos animales tienden a consumir plantas como medida curativa; algunas de las especies que encontramos en casas o espacios públicos podrían ser dañinas para tus perrhijos/gathijos y tal vez deberías renunciar a alguna de ellas. Estas son algunas de las especies con las que puedes construir un hogar compartido y algunas de las que tendrás que evitar si deseas tener mascotas:

Helecho

Una de las grandes favoritas de la decoración de interiores. Aunque para muchas personas son de las especies más difíciles de cuidar; esta planta producirá mucho oxígeno, removerá toxinas del aire y convivirá sin problema alguno con tus mascotas.

Aloe

Aunque muchas de las casas en nuestro país se caracterizan por tener a esta especie en sus patios, la salvia de esta planta, que está debajo de la piel de las pencas, es tóxica y puede causar irritación.

Ficus Lyrata

La gran contendiente a la planta más popular, este árbol de grandes hojas corrugadas se volvió tendencia para los interiores. Sin embargo, la ingesta de sus hojas puede provocar náuseas y vómito en algunos animales.

Sansevieria

La famosa conocida como Lengua de Suegra es una de las plantas más resistentes para quienes no nacieron con mano para la jardinería y es gran purificadora del aire. Aunque tiene muchas ventajas, si tu mascota ingiere esta planta podría provocarle vómito, diarrea o náuseas.

Calathea

Esta increíble planta tropical en todas sus variaciones es una gran pieza para tener en casa, por su resistencia al interior y el hermoso diseño de sus hojas. La Calathea será feliz con luz moderada e indirecta, y no será ninguna amenaza para la salud de tus mascotas.

Tulipán

Una de las plantas con las flores mas elegantes y codiciadas de todas. Aunque esta planta de origen medioriental aportaría un gran valor estético a tu departamento, no es la mejor opción para convivir con tus gathijos. Aunque toda la planta puede causar diarrea, salivación excesiva y vómito al ser ingerida, sus bulbos son altamente tóxicos al contener  alcaloides y glocósidos.

Cactus

Aunque seguramente a tu mascota no le parecerá atractivo morder una de estas plantas por sus espinas; puedes estar en paz porque no le causaría ningún mal. Estas especies que requieren gran cantidad de luz directa, son grandes aliadas de embellecer espacios y de convivir en armonía con tus mascotas.

Anturio

No hay casa de señor o señora de las plantas que se respete que no tenga un Anturio. Esta planta sudamericana caracterizada por los increíbles colores de sus flores, es una de las especies mas comunes para interiores, por su fácil cuidado y rápida adaptación. Aunque si es masticada por tus mascotas, podría generar picor e hinchazón en la cara, vómitos y parálisis de la lengua.