Blog

¿Cómo funcionan un sistema de captación de lluvia?

En muchas ocasiones, cuando se vive en las grandes ciudades de México, relacionamos la lluvia con problemas como el tráfico e inundaciones. Pero la realidad es que la relación entre la lluvia y la naturaleza es bastante sana. Este año la lluvia ayudó a calmar una de las peores sequías que atravesamos y nutre los campos del país. Pero, ¿cómo mejorar nuestra relación con la lluvia en las ciudades? Pues podrías empezar con un sistema de captación de agua en casa. 

El temporal de lluvias en México está íntimamente relacionado con los fenómenos meteorológicos en el Pacífico y Atlántico. En el 2021, la temporada de ciclones en el Pacífico inició el 15 de mayo; mientras que en el Atlántico fue el 01 de julio. Para ambos casos se prevé su final para los últimos días de noviembre. Si bien esto no significa que las lluvias empiezan y terminan en exactamente esos días, si nos da una noción del temporal que podría existir. 

Estos son aproximadamente cinco meses de lluvias, que si bien no se dan a diario, si pueden ser las suficientes para proveer a tu hogar de cinco a diez meses de agua para uso diario. Esto representa no sólo un beneficio para tu economía, sino también ayuda a contrarrestar la crisis hídrica que se vive en el país y evita que las ciudades consumamos el agua de otras localidades. 

¿Cómo funciona? 

Isla Urbana son los expertos en materia de captación de agua. Ellos desarrollaron un sistema que consta de seis pasos para la captación, proceso y futuro aprovechamiento del vital líquido. 

Todo empieza con un techo limpio, lo ideal es contar con cierta inclinación para que el agua drene de mejor manera. Es importante limpiar bien la superficie antes del temporal de lluvias y mantenerla limpia. El agua captada baja por un sistema de tuberías hasta el primer paso: el Filtro de Hojas. El trabajo de este es retener los desechos sólidos que había en el techo: hojas, insectos y piedras.

Al atravesar este filtro el agua ingresa al Tlaloque, el cual se encarga de separar las primeras lluvias que pueden contener contaminantes derivados de la polución en el aire y bacterias. Estas aguas son ideales para el riego o la limpieza del hogar. Cada que termina una lluvia, el Tlaloque tiene que limpiarse. 

El agua que pasa del Tlaloque se dirige a la cisterna e ingresa a ella por medio de un Reductor de Turbulencia. Este es un sistema que introduce el agua al fondo del tanque, evitando que se revuelva y mueva de nuevo los sedimentos. En la cisterna encontramos también un Flotador de Cloro, su trabajo es el de eliminar bacterias que al momento puedan permanecer en el agua. 

De la cisterna el agua se extrae por medio de una Pichancha Flotante, un dispositivo que toma el agua de la superficie. Esto ya que los sedimentos permanecen en el fondo y el agua en la superficie es la mas limpia. Por último el líquido atraviesa un tren de filtrado, el cual se compone de un filtro de sedimentos, otro de carbón activado, uno más de carbón galvanizado y se pueden agregar otro más de iones de plata y un último de ozono. 

Beneficios y mantenimiento

Una vez que el agua vive todo este proceso, se destina al tinaco o sistema de almacenamiento y se encuentra lista para su uso en el hogar. Esta es como el agua que sueles usar en tu día a día, puedes emplearla para lavar trastes, aseo del hogar, lavarse las manos e incluso bañarte. 

En promedio, se pueden captar 800 litros de agua por metro cuadrado. Paola Barranco de Zamá cuenta sobre cómo en su casa logra captar hasta 2,000 litros de agua por cada lluvia. De hecho, Zamá es distribuidora del sistema de Isla Urbana y puede instalarse en viviendas. El precio de la instalación depende de cada inmueble, por lo cual podría variar muchísimo. 

Para su mantenimiento se debe tomar en cuenta limpiar el filtro de hojas cada semana y vaciar el Tlaloque después de cada lluvia. La cisterna y tinaco se deben lavar cada año, como en cualquier otra situación; y los filtros se cambian cada año y tienen un costo aproximado de $1,500.00.

La captación de agua de lluvia resulta en una acción ambiental que nos ayuda a aprovechar los recursos que la naturaleza ofrece para buscar un mejor futuro. Sí deseas conocer más sobre el tema, Zamá cuenta con talleres de cuidado del agua en donde se explica el funcionamiento de este sistema. Su costo es de $200.00 o gratis en la compra de 4 ahorradores de agua para lavamanos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: