Blog

Desechos electrónicos, ¿qué son y qué hago con ellos?

Si analizamos nuestra rutina diaria, lo más seguro es que descubramos lo mucho que dependemos de aparatos electrónicos. La alarma suena en el celular y este nos acompaña todo el día. Tal vez escuchemos las noticias en algún asistente como Alexa o Google Mini y después pongamos ahí música mientras trabajamos en nuestra computadora. Por la tarde vemos algo en la pantalla que tal vez está conectada a un sistema de sonido. Además tenemos que agregar dónde preparamos el café, calentamos nuestra comida y lavamos nuestra ropa. Pero ¿alguna vez has pensado qué pasa con esos aparatos cuándo no los necesitamos mas? Bueno, pues es momento de hablar de desechos electrónicos.

La tecnología en nuestras vidas

Los avances tecnológicos nos permiten solucionar problemas de la vida diaria con la ayuda de aparatos electrónicos. Cada vez son mas las marcas y aparatos que nos ofrecen soluciones a problemas que ni siquiera sabíamos que teníamos. Pero esta amplia oferta y evolución ocasiona también que los aparatos se vuelvan obsoletos más rápido. Piensa por ejemplo en la televisión, tal vez tus abuelos tuvieron la misma por años. Ahora piensa en tu casa, ¿cuantas veces has cambiado ese equipo? Tal vez la primera fue cuando salieron las pantallas planas, después las que podían conectarse a internet o cuando mejoró la calidad de la imagen. Puedo asegurar que al menos has cambiado de televisor 2 veces en un periodo menor a una década.

Lo mismo podemos decir del celular, cada dos años lanzan un nuevo modelo que “necesitas”, eso sin contar accesorios como audífonos o reloj inteligente. Podemos hablar también del computador, probablemente en el trabajo no uses el mismo con el que estudiaste la universidad y ese no fue el primero que adquiriste. Sí, la tecnología nos acompaña en todo momento de nuestras vidas, pero cuando ya no nos es útil se convierte en un peligroso contaminante. 

A nivel mundial se estima que hace 5 años se generaban 40 millones de toneladas de desechos electrónicos. Tan sólo en nuestro país, por esas fechas se desechaban 358 mil toneladas de aparatos electrónicos al año. El problema es que la tecnología avanzó más rápido de lo que pudimos imaginar y esto ocasionó que no se planeara el adecuado tratamiento de desechos electrónicos. En México lo común es entregarlo al camión de la basura, después regalarlos, seguido de venderlos o por último almacenarlos. Probablemente tienes un cajón con teléfonos celulares que terminaron hace años ahí. 

¿Qué hacer con nuestros desechos electrónicos?

El problema es que al no tratarse de manera adecuada, los desechos electrónicos liberan componentes tóxicos que pueden dañar la salud. Podemos mencionar metales pesados como el Plomo, Cadmio, Mercurio, Cromo, Arsénico, Níquel, Cobre, Zinc y Cobalto. En muchas ocasiones cuando los entregamos al camión de la basura o a recolectores informales, no aseguramos que se procesen correctamente. Para solucionar esta problemática la SEDEMA organiza los Reciclatones, en donde se invita a la población a llevar sus desechos electrónicos. Actualmente se encuentran suspendidas por la pandemia pero en la página de la SEDEMA y sus redes sociales se puede saber sobre el próximo Reciclatón.

También está nuestra página de confianza para conocer centros de acopio para nuestros desechos: Ecolana. Ahí se puede leer sobre algunos lugares, qué es lo que se recibe y cuales son las condiciones. Además, existen puntos en diversas ciudades del país que funcionan como paradas de autobuses o estaciones de descanso y señalan que ahí se pueden depositar ciertos desechos electrónicos. 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: