Blog

Día Mundial de las Abejas, ¿qué puedo hacer por ellas?

Compartir:

En el 2017, la ONU declaró el 20 de mayo como el Día Mundial de las Abejas. Se trata de uno de los polinizadores invertebrados más importantes del mundo. De ellas dependen el 70% de los productos vegetales que llegan a nuestra mesa y sus productos -siendo la miel el más popular-; tienen propiedades alimenticias, curativas, antibióticas y cicatrizantes. 

Melisa Carmona es una agrónoma y agricultora que buscó maneras más responsables de producir alimentos. Así inició su proyecto Suelo Semilla en el 2020, por medio del cual busca promover y compartir conocimiento para que las personas puedan cultivar su propio alimento. También promueve la valorización del trabajo de campo y dignificar las profesiones. Además de cuidar a todos los involucrados en el proceso, las abejas incluidas. 

Y no es que la polinización depende totalmente de las abejas. Animales como los colibríes o los murciélagos participan también de manera activa. Además el viento hace de las suyas llevando polen en trayectos cortos. Pero debemos reconocer que las abejas son las mas importantes en el tema.

Melisa es consciente de la importancia de las abejas para nuestra alimentación. Por medio de la polinización existen más del 90% de las plantas con flor en el planeta. Las abejas son sumamente necesarias para la conservación de los ecosistemas, la biodiversidad y la seguridad alimentaria. 

Desafortunadamente un 35% de los polinizadores invertebrados están en peligro de extinción, esto incluye a las abejas y mariposas. Esto se debe a las prácticas agrícolas intensivas, el cambio de uso de suelo, uso indiscriminado de pesticidas y claro, el cambio climático. Si esta tendencia continúa los frutos tendrán que sustituirse con leguminosas o tubérculos que no dependen de la polinización.

Pero como ciudadanos, ¿qué podemos hacer? 

Melisa nos comparte algunos puntos prácticos para apoyar a las abejas y agradecerles un poco de lo mucho que hacen por nosotros. 

Saber de dónde vienen nuestros productos. Como en todo, la transparencia es el primer paso para tomar decisiones informadas. Investiga de dónde vienen los productos relacionados con las abejas que consumes. 

Apoyar a apicultores con prácticas sostenibles. Nuestra relación con las abejas debe ser de respeto. Si vamos a obtener beneficios de sus productos, procuremos obtenerlos de la mejor manera. Muy importante también, buscar apicultores de la zona en donde vives.

Plantar flores que las beneficien. Puedes dedicar una parte de tu jardín, huerto o macetas a plantas como borrajas, lavanda, equinacias, pericón, romero, tomillo y orégano. Es importante que las dejes florecer para que las abejas puedan alimentarse de ellas. 

Espacios seguros. Desde refugios para abejas solitarias hasta bebederos en épocas de calor intenso. En muchas ocasiones las abejas se alejan de su colmena y es importante brindarles espacios para descansar y recuperar fuerzas. Algo tan sencillo como una bandeja con agua y algunas canicas -para evitar que se ahoguen- puede ayudarles mucho.