Blog

Durabilidad y estilo, la revolucionaria historia de los jeans


Los jeans han revolucionado movimientos culturales, hoy, se convierten en un símbolo de cambio y evolución ambiental en la industria de la moda.


Los jeans son una de las prendas más populares del mundo. Muy probablemente mientras lees este artículo estés usando unos o planeas hacerlo durante el día. Los jeans están hechos para durar. Para que estén contigo por mucho tiempo y escribas tu propia historia con ellos. Con un buen material, una construcción atemporal y con los cuidados necesarios, podrían acompañarte toda tu vida. Hoy, tus jeans también tienen una historia que contar. Este 20 de mayo celebramos el aniversario 148º del blue jean original de Levi’s, 501, un modelo que ha estado presente en los momentos más importantes de la historia contemporánea. Un símbolo de autenticidad y revolución.

La historia detrás de tus jeans

Todo empezó en 1873 cuando Levi Strauss & Co. y el sastre Jacob Davis se asociaron para crear los primeros bolsillos remachados en pantalones. En aquel entonces la mezclilla era usada principalmente por obreros y trabajadores de la minería y el campo. Como era una pieza de trabajo se necesitaba darle mayor resistencia en los puntos de tensión para prolongar la vida de la prenda. Así fue como nacieron los remaches de cobre que dieron estilo al 501. 

Lo más importante para los jeans era su resistencia. En 1886 se creó una imagen con dos caballos tirando de cada lado intentando desgarrar el jean. Esta iconografía aún se encuentra en la etiqueta, como símbolo de calidad y durabilidad. Además de eso, la facilidad de lavado convertían a este modelo en el ideal para la vida en el campo razón por la cual los vaqueros terminaron por ser de los primeros y más asiduos usuarios. Fue así que durante cuatro décadas, a partir de los años 30, el vaquero fue un símbolo de la marca.

Para las décadas de los años 60 y 70, el 501 acompañó a la juventud revolucionaria del momento. Estados Unidos se encontraba en la guerra en Vietnam a la cual los más jóvenes se oponían. El movimiento hippie se alimentaba de movimientos sociales que buscaban igualdad racial, paz y una mejor relación con el Planeta. Los icónicos 501 se volvieron un lienzo y se sumaron a la protesta. Los usuarios los bordaban, modificaban y hasta pintaban para expresar su ideología. 

“Aquellos que protestan, que son rebeldes, que cuestionan la norma, usan denim” 

Historiadora Lynn Downey

Evolucionando a favor del Planeta

Después de más de cien años de su creación, la durabilidad y calidad posicionan al 501 como uno de los favoritos. Si bien no hay prenda más sustentable que aquella que se sigue usando, este importante modelo evolucionó junto con Levi’s hacia una industria de la moda más sostenible. Este 2021 no solo celebramos su aniversario, sino también su cambio a favor del Planeta. Los 501 con algodón orgánico representan una nueva etapa de revolución. Una que busca crear prendas sostenibles desde su raíz. Con materiales responsables, que duren y puedan crecer de tu lado en tu vida como activista. 

Compartiendo tus historias y tus valores. Siendo un reflejo de tus ideales y tu individualidad. 

Hay personas que marcan la historia. Imágenes que unen a las masas. Actos que ponen de cabeza a la norma. Los jeans 501 son un ícono adoptado por vaqueros, mineros, leyendas de Hollywood, rebeldes de la contracultura, estrellas del rock y la alta costura durante los dos últimos siglos. Hoy, una vez más, son parte de un movimiento parteaguas en nuestra cultura. Convirtiéndose en un símbolo de cambio y evolución ambiental. 

Compra menos, usalo más

Como consumidor responsable uno de los cambios más importantes que puedes hacer es elegir prendas conscientemente. Tratar cada pieza como una extensión de ti y cuidándola para que te dure muchos años. Priorizar calidad sobre cantidad. Atemporalidad sobre rapidez. Cuidarla, adaptarla y transformarla para prolongar su tiempo de vida. No es necesario que los laves siempre, en una ocasión Chip Bergh -presidente de Levi’s- admitió que el jean que llevaba en ese momento no había sido lavado en un año. Con el simple acto de valorar tu ropa, ayudas a reducir el consumo de agua, el desperdicio textil que intoxica a la naturaleza y poco a poco sumar a el cambio de paradigma que tanto necesita el Planeta. 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: