Blog

El Mezcal, tradición ancestral y motor económico

La denominación de origen se otorga a aquellos productos que por la geografía, procesos y personas que los producen adquieren características únicas. El mezcal es uno de estos productos que indudablemente son un fiel reflejo de las manos que lo producen y las tierras donde sus agaves crecen. 

Tan solo en Oaxaca, existen mas de veinte especies de agaves que se pueden emplear en la producción del mezcal. Cada uno de ellos puede crecer en lugares tan inhóspitos como las montañas o en valles. Tradicionalmente, existen maestras y maestros mezcaleros que preservan tradiciones familiares de producción. Cada uno de ellos cuentan con métodos que aprendieron generación tras generación; lo cual hace que cada botella de mezcal sea única. 

Mezcal Alipús nace como un proyecto en 1999, conscientes de esta importante tradición y de cómo la tierra, la gente y las técnicas se mezclan para crear productos únicos. Para aquel entonces el mezcal no contaba con la popularidad que tiene ahora; así que uno de las principales misiones fue preservar la tradición. 

Las regiones de mezcal Alipús

Fue así como se empezaron a crear alianzas con familias de tradición mezcaleras, al momento son 11 las familias de seis diferentes comunidades que colaboran con la marca. Las etiquetas reciben el nombre del pueblo donde se encuentra el palenque que los produce. Así tenemos: 

Alipús San Juan, de San Juan del Río donde producen la familia de Antonio Juan desde el 2000 y Don Rodolfo Juan Juárez desde el 2013. También está Alipús Santa Ana, de Santa Ana del Río en donde colaboran la familia Hernández Melchos desde el 2001 y Don Fabián Cruz González desde el 2018. 

Por otro lado está Alipús San Baltazar, de San Baltazar Guelavila donde encontramos a Don Cosme Hernández y su hijo Cirilo quienes colaboran con Alipús desde el 2007. Otra etiqueta es Alipús San Andrés, de San Andrés Miahuatlán producida por Don Valente Ángel García Juárez desde el 2009 y por Don Atanacio Aragón Martínez desde el 2018. 

Por último Alipús San Luis se produce en San Luis del Río por Don Baltazar Cruz Gómez desde el 2013; y Alipús San Miguel en El Potrero, Sola de Vega, por Tío Jesús Ríos, Tío Leonardo Rojas y Tío Félix García desde el mismo año. 

El factor social

El crecimiento de la categoría no sólo representa la preservación de años de tradición mezcalera. En los últimos años el mezcal se ha popularizado y esto representa nuevas oportunidades de crecimiento económico para los productores y sus comunidades. 

Muchas de estas poblaciones veían a sus jóvenes migrar a las ciudades o a los Estados Unidos en busca de nuevas oportunidades. Ahora, quedarse en casa y trabajar en la producción de mezcal representa una opción igual de atractiva. También los productores crean empleos y activan la economía de sus localidades. Al día de hoy, el 56% de la producción se exporta, quedando el 44% para consumo nacional

Cada que des un sorbo de mezcal recuerda que no sólo estás disfrutando de una de las bebidas más representativas de México. Cada sorbo tiene un poco del legado ancestral de familias y regiones enteras; tiene un poco de la tierra de esos estados y el esfuerzo de comunidades por su preservación.

¡Salud!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: