Blog

¿Es el gas natural una opción sustentable?

Durante siglos la combustión nos ha ayudado a generar energía para nuestras actividades diarias. Desde la quema de carbón hasta los hidrocarburos, esta fuente de energía es una de las más importantes hasta la fecha. Ahora entendemos más sobre sus consecuencias y lo mucho que influyen en la generación de gases de efecto invernadero. Pero en medio de este tipo de combustibles, el gas natural se posiciona como uno de los menos agresivos con el Planeta. 

Hasta hace algunos años el gas natural se consideraba un residuo de las actividades relacionadas con la extracción de petróleo, por lo cual no se pensaba para uso. Con el paso del tiempo y con el avance de la tecnología se crearon ductos más resistentes e innovaciones que permitían extraer, almacenar y distribuir este gas para uso doméstico e industrial. 

Pero, ¿qué es el gas natural? 

El gas natural es un hidrocarburo que cuenta con el metano como uno de sus principales componentes. Se origina a partir de materia orgánica en descomposición que durante millones de años quedó atrapada en la presión y calor de las capas tectónicas. Se divide en dos, yacimientos asociados, que son aquellos que derivan de yacimientos de petroleo; y no asociados, aquellos que tienen un origen independiente.

Una de sus principales cualidades es su poder calorífico, por lo que resulta ideal para actividades relacionadas con temperaturas altas. Por ejemplo, en un hogar es ideal para cocinar o calentar el agua para bañarse. En muchas ocasiones se le agregan componentes que le dan aroma, lo cual ayuda a detectar fugas. 

Beneficios

Empezando por el beneficio económico este gas representa una menor inversión y por lo tanto un menor costo que otros hidrocarburos. A nivel medioambiental, es también menos contaminante que otros combustibles de su tipo. Produce menos CO2, no produce residuos sólidos, ni dióxido de azufre. Pero la realidad es que continúa contaminando y generando gases de efecto invernadero, aunque sea en menor cantidad.

Pero esto aplica sólo a su combustión. Existen registros accidentes que ocasionan escapes de gas natural a la atmósfera. En estos casos el incremento de gases de efecto invernadero ya que el metanol aporta 23 veces más que el dióxido de carbono a este efecto.

Al final debemos reconocer que nuestras actividades diarias tienen un impacto en el medio ambiente. Es preferible que nos informemos y detectemos aquellas opciones que nos ayudarán a aminorar nuestra huella en el Planeta.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: