Blog

La problemática del agua en México

Compartir:

En este Día Mundial del agua, hablemos del agua, pero no desde lo típico de los pequeños tips que puedes hacer para ahorrarla. Vayamos más allá, a lograr entender la problemática real del agua en nuestro país.

¿Por qué es importante ver el panorama completo? Por que de esta manera podemos solucionar el problema de raíz y llevar nuestras pequeñas acciones a macro soluciones. 

Estamos acostumbrados a abrir una llave y que salga este preciado líquido transparente, limpio, sin interrupciones a cambio de un pago por el servicio. Hasta ahora ha sido así, pero esto está cambiando y nos está afectando. Si vives en CDMX, Guadalajara o Monterrey el año pasado y este seguro ya viviste un momento en donde te cortaron el agua, puede que por horas, días o semanas ¿Sabes el origen de este problema? ¿Cómo está realmente la situación del agua donde vives? ¿Qué esta pasando con el recurso? Tendemos a culpar el cambio climático, pero realmente el problema se reduce a cómo operamos.

Según datos de la INEGI y CONAGUA, en México el 61% del agua que utiliza el hombre se extrae de los ríos y lagos y 39% del subsuelo de los 653 acuíferos bajo tierra (que 157 están sobreexplotados). De esta agua el 76% se utiliza en la agricultura y ganadería; 14% en el abastecimiento público; 5% en las termoeléctricas y 5% en la industria.

Te preguntarás de que te sirven estos datos. Primeramente para saber de dónde viene el agua que tomas, con la que te bañas y haces todas las funciones de tu día a día. Seguido por entender que estas fuentes están en amenazas por la contaminación, el desperdicio y el mal manejo del ciclo hídrico. 

La contaminación es causada por las descargas de aguas residuales sin tratamiento, ya sea de tipo doméstico, industrial, agrícola, pecuario o minero. Más del 70% de los cuerpos de agua del país presentan algún indicio de contaminación, entonces para empezar a cuidar el agua no se trata de “ahorrar el agua” se trata de ¡no contaminarla! 

Hablando del desperdicio de agua, la cuenca del valle de México (la CDMX y su área metropolitana) es la más grande y la que más agua desperdicia del país. Aquí el desperdicio princpial lo causan las fugas de la red hidráulica que alcanzan un 38%. Estamos hablando que casi el 40% del agua se desperdicia en el camino a llegar a nosotros.

Ahora te preguntarás ¿qué puedo hacer yo con la contaminación y las fugas? ¡Todo!  

No se trata de que “cuidemos el agua”. Se trata de una problemática nacional, la cual únicamente se puede soluciona creando estrategias integrales de su correcto aprovechamiento. Empezando por un proyecto funcional de saneamiento en las zonas urbanas, complementado con legislaciones y castigos severos a la industria y agricultura en sus descargas. Creando incentivos y programas para eliminar el problema de desperdicio por falta de infraestructura que genera el riego ineficiente y por último, arreglando las fugas en las redes hidráulicas de las ciudades.

Puedes hacer la diferencia desde tu trabajo o tu vivienda. Vives y trabajas en una ciudad en en tu país. Te doy unos ejemplos, si te dedicas a la agricultura, puedes cambiar demasiadas cosas para contaminar menos y ahorrar agua, empezando por usar riego por goteo, fertilizantes y pesticidas naturales y usar la tecnología a favor para recargar los mantos acuíferos. Si trabajas en gobierno, desde iniciativas de ley hasta la operación de las plantas de tratamiento de cada ciudad.

Como ciudadanos, checando a dónde se va el drenaje, poniendo planta de tratamiento o biodigestor en nuestras casas y negocios, usando productos biodegradables y sí, usando conscientemente el agua.

Abordemos los problemas ambientales de raíz y busquemos crear soluciones integrales como personas, sociedades, industrias y gobiernos. Es momento de trabajar en equipo y dejar de pensar en acciones aisladas. Nada es más fuerte que el movimiento colectivo. 

Forma parte de
nuestra comunidad
Suscríbete a nuestro newsletter para seguir aprendiendo cómo ser un ambientalista día a día.
Siempre respetamos tu privacidad.