Blog

LAS SANADORAS

Compartir:

LA REALIDAD DE LAS MADRES LATINOAMERICANAS QUE BUSCAN AYUDAR A SUS HIJOS CON CANNABIS MEDICINAL POR EL OJO DE RODRIGO OCCELLI Y ALEX MONTES


Cultivar la medicina de mi hijo no me vuelve delincuente

  • A través de este documental se informa sobre los beneficios de esta planta ancestral a nivel medicinal; con el fin de eliminar los prejuicios con los que, la mayoría de personas, hemos crecido. 
  • “La prohibición de la marihuana es un tema político y económico, no es un tema de salud, y eso es a nivel mundial”, Rodrigo Occelli; director de “Las Sanadoras”.
  • “Muchas madres, estas “sanadoras”, luchan todos los días, enfrentando el estigma social y arriesgando su vida, para proveer a sus hijos de una mayor calidad de vida a través del  cannabis medicinal”, enfatiza la Dra. Mafer Arboleda. 

Bajo el lema “Cultivar la medicina de mi hijo no me vuelve delincuente”, varias mujeres latinoamericanas luchan todos los días para que sus hijos, con enfermedades crónicas y discapacidad múltiple; tengan una mejor calidad de vida a través del cannabis medicinal; sin embargo, para lograrlo se enfrentan no solo al estigma social, sino a grandes obstáculos legales. 

Las Sanadoras

El documental “La Sanadoras”, dirigido por Rodrigo Occelli y producido por Alex Montes, creadores de Veta Films; muestra la realidad a la que se han enfrentado las madres para proveer a sus hijos de un derecho elemental como lo es la salud. Así como un tratamiento óptimo para el alivio de diversos síntomas. Para lograrlo, estas mujeres se han visto en la necesidad de aprender y plantar su propio cultivo de cannabis, realizando todos los procesos para extraer y obtener cannabinoides, terpenos y otros compuestos químicos de la planta, y poder administrarlos como parte de la terapia médica de sus hijos.

El documental ha sido reconocido con un gran número de premios, Rodrigo recibió el “Recognition Award” en los Impact Docs Awards 2021 en San Diego, California, y ese mismo año fue nominado a mejor documental y mejor director en el Lonely Wolf: London International Film Festival, y en el 2021 obtuvo el premio a mejor documental en el Festival Andromeda Film Festival de Turquía, y ha sido recientemente nominado a dos categorías por el Filmhaus Festival de Alemania. Recientemente, se firmó de manera oficial la distribución internacional de “Las Sanadoras” a través de la distribuidora House Of Film radicada en Los Ángeles CA.  Así muy pronto estará disponible en plataformas de streaming, televisión abierta y cable.

En México la legalización del cannabis y sus derivados, para uso medicinal, ha sido un tema controversial por muchos años. Esto se debe principalmente al estigma social y a los mitos que asocian a la planta con un consumo que está dado principalmente por “vagos” o “drogadictos”, y que causa adicción. Justamente, el documental busca cambiar esta imagen que se tiene de la marihuana y dar a conocer sus beneficios a nivel medicinal. Una lucha a la que se ha sumado desde hace varios años la doctora Mafer, buscando que los pacientes en Latinoamérica tengan acceso a tratamientos seguros y de manera responsable a base de cannabinoides.

***

Para conocer más sobre la historia de “Las Sanadoras”, la Dra. Mafer Arboleda, médica anestesióloga, especialista en dolor crónico y cuidados paliativos, y experta en cannabis medicinal; entrevistó a sus creadores, Rodrigo y Alex, a través de Instagram y YouTube.

Dra. Mafer: ¿Por qué les interesó y apasionó el tema del cannabis?

R: Como documentalistas siempre estamos buscando historias, algo muy interesante de “Las Sanadoras”, en particular, es que llegamos al cannabis, pero no estábamos en busca de cannabis. Un amigo que vive en Guadalajara fue la primera persona que me comentó de una red de mujeres que cultiva cannabis para sus hijos. Prácticamente al día siguiente le comenté a Alex y le dije: “aquí hay una historia”. Posteriormente, conseguí el contacto de Cecil Alvarado, la cabeza de Mamá Cultiva México. Sin habernos conocido, Cecil me tuvo la confianza de invitarme a uno de estos talleres que se tienen que dar debajo del agua para mamás que están en la necesidad de brindar alivio a sus hijos. Ahí entendí la problemática, pude ver la falta de empatía por parte de la medicina tradicional y la falta de acceso desde la parte económica. 

Dra. Mafer: Hacer un documental en un momento de prohibicionismo de una planta milenaria, ¿qué pensaban del cannabis antes de hacer este documental?

A:  Nosotros ya desde antes éramos simpatizantes del tema, ya que sabíamos que sí sirve para tratar distintas condiciones médicas, pero cuando conocimos la historia de Cecil pudimos ver todo lo que hay detrás y cómo resulta una ayuda vital para la calidad de vida de muchas personas en Latinoamérica y el mundo. Y observamos cómo la prohibición del cannabis resulta más un problema político que de salud pública.

Dra. Mafer: Como saben sigue habiendo un estigma social, mucho rechazo a la planta de cannabis. ¿A qué retos se enfrentaron en el camino? ¿Hubo rechazo hacia la planta? 

R:  Cuando vimos la parte financiera del documental nos llevamos un mal sabor de boca, nos cayó el veinte de que vivimos en un país con una doble moral, Alex y yo fuimos con un inversionista le comentamos sobre el proyecto y nos decía: “está padrísimo, pero la verdad yo no quiero que asocien mi nombre con marihuana”, nosotros le explicamos que esa era parte de la naturaleza del documental. La prohibición de la marihuana es un tema político y económico, no es un tema de salud, y eso es a nivel mundial.

Te hace pensar cómo es posible que en un país con el nivel de necesidad que tiene México, donde la medicina no llega aún a todos los rincones, y tienes una planta que científicamente puede ayudar a personas enfermas, ¿por qué hay tanta insistencia de disfrazar a esta planta de mala, cuándo la información correcta demuestra que tiene tantos beneficios. 

Una de las satisfacciones más grandes fueron los comentarios de las personas que tuvieron la oportunidad de ver el documental, nos comentaban que no tenían idea de los beneficios medicinales del cannabis. Por otra parte, la prohibición de la marihuana es un tema político y económico, no es un tema de salud, y eso es a nivel mundial”.

Dra. Mafer: ¿Cómo participar en un documental sobre cannabis (sobre todo en el contexto mexicano) cuando se supone que según el código penal federal estás incurriendo en un delito? Tal como lo comenta la abogada Luisa Conesa en el documental: “actos de publicidad o propaganda de un narcótico (incluido el cannabis) está sujeto a un delito”

R: Como buenos documentalistas seguimos adelante y tomamos el riesgo cuando vimos las contradicciones de este tema. Con más razón esto la gente lo tiene que saber, incluso en el documental la abogada Luisa dice; “todos los que estamos participando en este documental podríamos enfrentar de 10 a 25 años de cárcel”. Incluso, estuvimos en el Festival Internacional de Cine de Guadalajara y en Docs MX, y en ambos festivales se prestó la conversación con la gente del festival y nos preguntaban cómo estaba el tema legal, si era necesario ampararse para poder proyectar la película, si existía la posibilidad de incurrir en un delito, pero en ese momento el tema ya estaba muy avanzado”.

Dra. Mafer: Hay una frase que menciona una de las mamás en el documental: “cultivar la medicina de mi hijo no me hace delincuente”. Ustedes, ¿qué opinan de esto?

A: Definitivamente no. Los tratamientos drenan la economía de quien sea y los medicamentos para un niño con epilepsia son carísimos. Casos como el de Cecil, donde su hijo tenía múltiples convulsiones al día y al utilizar el aceite de cannabis pasó a tener un año y medio sin una sola crisis. La misma Cecil decía: “mi mayor temor no es que me metan a la cárcel, es que me quiten mis plantas. Porque son el motivo y el origen de que mi hijo pueda tener una vida funcional. 

Trabajos como el de “Las Sanadoras” ayuda a entender una problemática que viven a diario mujeres, madres e hijas para proporcionar a sus familiares un tratamiento digno. Además, aclara todos estos estigmas que muchas personas tienen sobre esta planta. Es importante aclarar que el cannabis no es la panacea; pero sí es un gran aliado en el tratamiento de ciertas enfermedades que pueden cambiar, como se ve en el documental, la calidad de vida de las personas.

Forma parte de
nuestra comunidad
Suscríbete a nuestro newsletter para seguir aprendiendo cómo ser un ambientalista día a día.
Siempre respetamos tu privacidad.