Blog

Limpieza de playas, una pequeña acción que puede tener un gran impacto

Compartir:

A pesar de que ha habido grandes campañas para limitar la contaminación por plásticos, esta va en aumento. En el 2015 se produjeron 300 millones de toneladas de plástico, lo que equivale al peso de dos tercios de la población mundial (Our World in Data). Anualmente, 8 millones de toneladas de plástico entran a nuestras playas y océanos, poniendo en riesgo los ecosistemas, la biodiversidad y la salud humana. 

Organizaciones, empresas, gobiernos y la sociedad civil han buscado soluciones que ataquen diferentes frentes: desde la educación, la legislación, la innovación y mas. A pesar de que éstas han logrado generar ciertos impactos, se requiere mucho más cooperación para lograr un cambio sistémico significativo. Una de las soluciones que se han propuesto e implementado en los últimos años son las limpiezas de playa: ir a regiones cercanas de nosotros acompañados de amigos, expertos y más, y buscar reducir la contaminación de estas áreas tan importantes recreativamente, económicamente y que son el puente entre la tierra y el océano.

Pero, si el problema es tan grande y la raíz está en cómo consumimos plástico, ¿qué impacto tiene hacer una limpieza de playa?

Primero que nada, nos ayudan a proteger el ecosistema, la biodiversidad y mantener una mejor calidad del agua. Imágenes de animales lastimados por redes de pesca o que se quedan atorados en botellas, latas y bolsas se han viralizado en redes sociales por años. Esto, no solo es real si no que además es común: de acuerdo con la UNESCO, un millón de animales mueren anualmente a causa del plástico. Además, químicos tóxicos contenidos en residuos contaminan el agua, afectando a los animales marinos y a las personas que viven en comunidades aledañas. Al realizar limpiezas de playa se logra que toneladas de residuos que llegaron a las costas no ingresen al océano, limitando su impacto negativo en la biodiversidad y el ecosistema. 

Además de ayudarnos a proteger la zona, hacer limpiezas nos permite conocer el estado de nuestras playas y analizar qué materiales están llegando a ellas. Esto permite a científicos a entender el estado de las playas y además permite a las ONGs generar activismo enfocado en reducir aquellos materiales que más problemáticas están generando.

Por último, las limpiezas de playa son una gran herramienta para generar conciencia entre la población sobre la problemática de la contaminación plástica. Es un evento que permite a los participantes ver de primera mano la contaminación y encontrarse cara a cara con residuos mal gestionados, dándose cuenta que productos que llegamos a usar en nuestra vida diaria terminan como contaminación costera y marina, lo que llega a motivar la acción diaria. A partir de esto se logra generar una plática desde la misma playa, que promueve la educación ambiental efectiva y produce actores de cambio que se convierten en embajadores a partir de su experiencia involucrándose en la problemática de primera mano.

***

Además de generar una oportunidad de reflexión sobre cómo productos de nuestra vida diaria llegan a las playas, hacer un análisis más profundo de los residuos recogidos en la playa permite a organizaciones, investigadores y gobiernos planear e instaurar políticas y campañas que ataquen la problemática con mayor eficacia. 

Por esto y más, las limpiezas de playa tienen un impacto más allá de cuántos kilogramos de residuos fueron removidos; nos permiten crear comunidades preocupadas por el estado de las costas y nos ayudan a esparcir el mensaje sobre la gran necesidad de generar un cambio sistémico para revertir la situación.


LAS IDEAS EXPRESADAS EN ESTE ARTÍCULO SON FRUTO DE LA LABOR DE ANA HANHAUSEN, PARTE DEL EQUIPO DE PLASTIC OCEANS MÉXICO.