Blog

Mascotas ecológicas, composta sus desechos

Ahora las mascotas forman parte de nuestra familia. Son nuestros fieles compañeros, los que nos acompañan en nuestro día a día y de quienes recibimos amor incondicional. Pero si decidimos cambiar nuestros hábitos a aquellos más responsables con el medio ambiente; ¿por qué no incluirlos a ellos también? 

Para empezar es importante identificar sus hábitos esenciales: necesitan comer, evacuar y jugar. Una vez que reconocemos sus requerimientos en estos tres aspectos, podemos tomar acción para llevarlos a una vida más eco responsable. En la comida podemos aplicar medidas como las que nosotros ya tomamos. Si su consumo es poco, podemos comprar su alimento a granel en tiendas especializadas para mascotas o en el mercado, por ejemplo.

En el caso de los juguetes, los de plástico se pueden destruir fácilmente y su basura se traduce en microplásticos. Lo ideal es encontrar aquellos que provengan de materiales orgánicos y que su desecho no represente un contaminante tan severo. Hay quienes recomiendan los de cuerdas o tela, pero algunos veterinarios aseguran que pedazos de estos pueden ser broncoaspirados. Por otro lado, existen juguetes que hacen uso de la tecnología para entretener a nuestras mascotas. 

En el caso de los gatos, existen láseres automáticos que proyectan una luz roja y esta se mueve para que nuestro compañerito la persiga. Existen también aplicaciones para tablet que simulan ratones o peces y los gatos pueden seguirlos. Para los perros, existen pistolas que lanzan croquetas o premios. 

Cortesía PetSafe

Pero tal vez lo que más desechos ocasione tu mascota, son al momento de “ir al baño”. A los perros se les puede destinar un espacio en la casa, pero lo mejor es sacarlos a pasear. Mientras que los gatos necesitan de un arenero, las heces se recogen periódicamente y la arena se desecha. Existen opciones de arena que son fáciles de compostar o -por su origen natural- se pueden disolver en el agua, esto ayuda a que puedan desecharse en el WC. También existen aditamentos que se colocan en el WC y permiten entrenar al gato para que ahí evacúe.

Otra opción para el correcto tratamiento de heces, es la composta. Poopis es una iniciativa que nace de la necesidad de disminuir el uso de plástico para tratar los desechos de las mascotas. Consiste de una hora de papel kraft resistente a la humedad y grasa. Este producto contiene carbono, lo cual lo hace 100% biodegradable y puede integrarse de manera inmediata en la composta. 

Poopis consta de tres macetas: la primera trata de reducir el uso de plástico. En la segunda se intenta que el proceso de compostar se vuelva un acto cotidiano para todos. Y por último, se buscará que la composta que se produzca se acompañe de una maceta biodegradable y una hoja con semillas. Así se apoya a la reforestación y a la reproducción de las abejas. 

Cuando pides un kit para tu mascota, recibes las hojas para recolectar las heces, un cintillo reutilizable para poder transportar los desechos, y una bolsa para crear la composta. En esta bolsa puedes además incluir frutas, bolsas de té, verduras, cáscaras de huevo limpias, café molido, hojarasca y ramas; y legumbres. 

Cortesía Poopis

El tener una mascota no es sólo un compromiso con el nuevo integrante de la familia, también debería ser con el medio ambiente. Suma a tu compañerito a esta ola verde, pero recuerda; siempre consultando a su veterinario. 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: