Blog

¿Qué es la autodepuración en los ríos? La capacidad natural del agua para sanarse


La naturaleza es sabia y tiene la capacidad de sobrevivir con, sin o a pesar de nosotros. El proceso de autolimpieza del agua es un ejemplo de lo mucho que podemos aprender de nuestro Planeta.


La naturaleza cuenta con una increíble capacidad de autoregeneración. A partir de la pandemia nuestro ritmo de vida se desaceleró y la era antropocena tuvo una breve pausa. Esto ocasionó que la contaminación disminuyera, que las aguas y el aire se limpiaran e incluso que la fauna se adueñara de territorios que tenía perdidos. Una pausa para los humanos, significo un respiro para el Planeta. La naturaleza es sabia, si tan solo le diéramos espacio y tiempo para sanar, nos sorprendería su inmenso poder. La capacidad de autodepuración de los ríos es un claro ejemplo de esto. 

La autodepuración de los ríos es un conjunto de fenómenos naturales que a través de procesos físicos, químicos y biológicos limpian sus aguas de forma eficiente y orgánica. Este proceso de autolimpieza destruye materias ajenas a la biodiversidad natural del cuerpo de agua utilizando bacterias, plantas acuáticas y oxígeno. Tal vez haz notado que las partes de los ríos alejadas a poblaciones son más limpias, es justamente por este fenómeno natural. Es un tema que puede llegar a sorprender, pero te contamos cómo funciona paso a paso para que podamos aprender de este proceso tan poderosos de la naturalezas y lo que tiene para enseñarnos.


Zonas y pasos en la autodepuración natural

Pero, ¿en qué consiste? Pues para empezar a entender sobre autodepuración en ríos podríamos hablar de cuatro zonas que se distinguen en el proceso. La primera es la zona de degradación, la cual es la más próxima al área de vertido, o sea, en donde entran los contaminantes. Aquí las formas de vida susceptibles a la contaminación son afectadas directamente, los peces y algas desaparecen pero las especies más resistentes sobreviven. El aspecto del agua suele ser sucio y disminuye la presencia de oxígeno en el agua. En esta zona la flora microbiana participa activamente en la degradación de contaminantes, los cuales le sirven como nutrientes.

Después viene la zona de descomposición activa, las aguas aún son sucias, negras, suelen desprender un olor desagradable y hay presencia de espuma. El mal olor se debe a la descomposición anaeróbica, la cual es responsable del desprendimiento de gases. Posteriormente encontramos la zona de recuperación, en donde nuevamente aparecen especies vegetales y el agua empieza a clarificarse. Esto se debe al oxígeno disuelto y la fotosíntesis de las plantas en la zona, que continúan degradando los contaminantes que aún están presentes.

Por último la zona de aguas limpias, que permite de nuevo la presencia de flora y fauna característica del cuerpo de agua. 

¿Qué se necesita para que funcione la limpieza del agua?

El proceso de autodepuración en los ríos y la manera en la que se componen y trabajan estas zonas dependerá de tres factores. El primero es el caudal, o sea la cantidad de agua que pasa por el cauce del río. Entre mayor sea el caudal más posibilidad hay de distribuir los contaminantes, permitiendo tratarse más fácil. Después está la turbulencia, que es la manera en la que el agua sigue su curso, esta se ve afectada por la geografía y la inclinación. A mayor flujo, mayor oxigenación, la cual es importante para la autodepuración.

El tercero es la naturaleza y tamaño del vertido, no es lo mismo aguas residuales provenientes de una fábrica de teñido, a residuos orgánicos propios de fenómenos naturales. O sea, cadáveres de animales, residuos fecales o residuos vegetales. Es por esto que es importante que a pesar de que los ríos cuenten con este proceso de autodepuración; se instalen plantas de tratamientos de agua para procesar los residuos tóxicos y químicos que introducimos en ellos. 

La naturaleza es sabia y tiene la capacidad de sobrevivir con, sin o a pesar de nosotros. Aún así lo ideal es tomar en cuenta estos procesos naturales, aprender de ellos y mejorar nuestros hábitos y acciones para tener una relación más sana con nuestro Planeta y sus aguas

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: