Blog

¿Qué es la arquitectura sustentable?

El sector de la construcción es uno de los principales generadores de gases de efecto invernadero; los cuales aceleran el cambio climático y traen consecuencias a nuestra vida cotidiana. La arquitectura sustentable busca minimizar principalmente el impacto ambiental que tienen las construcciones.

Toma en cuenta no solo el impacto generado por los materiales que se utilizan en la edificación de casas, edificios, oficinas, caminos, puentes; entre otros. Sino que valúan todo el ciclo de vida de las construcciones para ver el total de su impacto. Para esto, se considera de gran importancia la elección de el sitio, el origen de los materiales, su extracción, transformación y sobre todo transportación. Todos los factores antes de iniciar la construcción como tal. 

Tendrá un menor impacto ambiental un material que no requiera un gran consumo energético para su elaboración y que sea de origen local. Esto para evitar mayor contaminación por los vehículos que se requieren para su traslado. Por ejemplo, traer un material muy ecológico desde India para una casa en México; puede no compensar un ladrillo tradicional fabricado en la misma ciudad donde se va a utilizar. 

Durante el proceso de construcción también hay varios factores que considerar en la arquitectura sustentable. Tales como pueden ser el desperdicio de materiales o la reutilización de estos, tiempos de ejecución, consumibles durante la obra, entre algunos otros ejemplos. El proceso constructivo también debe ser eficiente para que no existan mermas o las menos posibles al realizar los trabajos.

Ciclo de vida de una construcción

El ciclo de vida de la construcción no termina una vez se haya terminado el proceso de construcción. Sino que continua a la parte más importante, el uso que se le dará a la misma durante los años siguientes. El uso que se le dé, independientemente del tipo de edificación que sea, ya sea casa, edificio u otra. Es la parte que impacta más en la generación de gases de efecto invernadero, ya que en relación a los puntos anteriores, el consumo energético y mantenimiento que tienen las construcciones después de ser terminadas; son el factor que mayor impacto tienen en el medio ambiente puesto que se tendrán durante muchos años. 

Por esta razón, las edificaciones nos pueden ayudar a minimizar los problemas ambientales para alcanzar un desarrollo sustentable a largo plazo; no solo un resultado inmediato. La arquitectura sustentable considera todo el ciclo de vida de las construcciones. Que si bien, es muy complicado cubrir el 100% todos y cada uno de los puntos antes mencionados; se busca mayor eficiencia para llegar a un desarrollo sustentable. 

Si nos enfocamos en la parte energética, sin dejar a un lado la calidad de vida de los usuarios, existen varios criterios a considerar para lograr una arquitectura sustentable. El principal es el confort dentro de la edificación. Cuando hablamos de confort no se refiere a comodidad de sillones, cocina, o baños. El confort al que quiero referirme es el de temperatura, humedad, ventilación e iluminación. 

¿Por qué es importante para la arquitectura sustentable?

Si nos ponemos a analizar los diferentes climas que existen, nos damos cuenta que las temperaturas, lluvias, humedad, vientos, son completamente diferentes en cada uno de ellos y que no es lo mismo estar en la playa de Acapulco a estar en San Cristóbal de las Casas; o incluso en esos mismos lugares en distintas estaciones del año.  

La lógica de esto nos diría que para tener confort en cualquier edificación, sus características irían ligadas al clima, ubicación y orientación.  Pero la realidad, por lo menos en México y la mayoría de países, es que las construcciones son prácticamente iguales, construimos casi con los mismos criterios en toda la República sin importar los cambios. 

Las consecuencias de esto es que se requiere de complementos a la construcción para poder lograr un relativo confort, como ventiladores, aire acondicionado, calefacción, iluminación artificial, por mencionar los más comunes. Todos estos complementos se pueden minimizar o eliminar por completo si incorporamos las características climáticas, ubicación y orientación en el diseño arquitectónico. 

Normatividad

Si bien, evidentemente no estamos avanzados en la implementación de estos criterios en la mayoría de las construcciones. Desde hace algunos años ya se comienza a utilizar las normativas energéticas en la construcción, como la NOM 008 ENER 2001 y códigos de edificación de CONAVI 2008, en donde se orienta a los constructores y diseñadores cuales son las características básicas que pueden seguir para minimizar el gasto energético a largo plazo de las construcciones. 

Estos son ejemplos de lineamientos básicos, prácticos y de muy fácil aplicación. Son un buen primer paso para comenzar a implementar estas características de diseño. 

Poco a poco las políticas de gobierno promueven más su utilización, tanto por difusión como en apoyos económicos que ayudan a la población a que también lo vean de una manera redituable y su implementación incremente. 

No podemos esperar que todas las construcciones se hagan de esta manera a partir de hoy, pero si podemos incitar a los arquitectos y en nuestros propios proyectos a implementar características de diseño sustentable, tanto por beneficio propio como para el beneficio de los demás. 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: