Blog

Sobre el mercado agroecológico y la sostenibilidad

Compartir:

¿Vale la pena llamar a un mercado orgánico que es orgánico?


Bajo las nubes de San Cristóbal de Las Casas, se encuentra un lugar que funge como pequeño faro para las y los productores de hortalizas, productos orgánicos y comida vegetariana. Se trata del Tianguis Agroecológico y Artesanal; el cual ya posea más de un lustro generando ingresos a productores locales y practicando el comercio justo y circular. 

El Tianguis Agroecológico y Artesanal se conforma de una red de productores y consumidores responsables con la seguridad alimentaria. En el recinto se ofrecen productos de la canasta básica como verduras, frutas, quesos y café; así como alimentos adquiridos de manera ética como carnes, embutidos, miel, especias y herbolaria. 

La agroecología es algo integral. Según la organización de comercio justo o la WFTO por sus siglas en inglés, menciona que no solo se trata de la producción consciente y responsable sino de aspectos sociales y culturales como puede ser la equidad de género, el relevo generacional, la inclusión, la economía solidaria. 

Agroecologia y mercados orgánicos en México

En México, según el gobierno federal, la agroecología está llegando y consolidando en el territorio: “México camina a la agroecología y prácticas agrícolas sustentables con la intención de sostener los ciclos de la vida, enfrentar los efectos de la degradación del suelo, su contaminación y la del agua, así como la actual pandemia” 

Pero, ¿es la agroecología algo nuevo? Pensar que es un fenómeno en tendencia y sobre todo de moda entre aspecto sociales determinados es un error que no debemos de cometer. Las poblaciones en comunidades rurales son y han sido desde su consolidación como comunidades agroecológicas; no obstante, estos modelos de producción pocas veces han sido tomadas en cuenta por el sesgo colonial al cual el mundo occidental está inmerso. 

Dentro del tianguis agroecológico se encuentra María Victoria Díaz, productora de comida que ella misma cosecha. Sus productos son quesadillas, enmoladas y jugos y licuados sin lácteos. Pareciera que es un negocio de moda, pero realmente lleva varios años realizando esa actividad. Por su parte, Doña Cristy vende hortalizas y frutas de temporada, su actividad agroecológica ya tiene más de 30 años y utiliza técnicas de rotación de cultivo, abonos naturales, control de plagas y sus productos son preparados con base de productos naturales y regados de agua de un manantial. 

¿Contexto o privilegio?

Pensar en la agroecología, en las sostenibilidad y el desarrollo sustentable implica reflexionar en diversos factores que se generan en múltiples contextos socioculturales. No es lo mismo hablar de agroecología en un contexto como la montaña o en comunidades rurales que hablar de sostenibilidad en la ciudad.

¿El Tianguis Agroecológico y Artesanal tendría el mismo efecto en la ciudad que en San Cristóbal de Las Casas? Si bien a este espacio asisten personas locales y extranjeras, ¿quiénes irían al espacio si este se encuentra en zonas como La Roma y La Condesa? ¿Serían los mismos precios? Es pertinente hacer este tipo de reflexiones para plantearnos nuestro papel en la sostenibilidad y de replantearnos nuestra posición como seres y consumidores responsables y conscientes. 

El Tianguis Orgánico y Artesanal forma parte de un contexto y este contexto determina las acciones de sus consumidores. Por eso es importante destacarlo, puesto que no es el único mercado urbano que existe en San Cristóbal de Las Casas y ni mucho menos en nuestro país. ¿Hay diferencia si se le quita la etiqueta agroecológico y/u orgánico? ¿importa? Al menos para el reconocimiento sí es de vital importancia su visibilización; puesto que representa la representación de espacios que poseen un carácter ético, responsable y sobre todo que apuestan por la preservación de recursos.