Blog

Socarrás, historias hechas a mano de manera sustentable

Compartir:

Socarrás es uno de los nombres mas populares en la moda colombiana. Su trabajo lo ha llevado en repetidas ocasiones a las plataformas más populares del país y su marca ha evolucionado para convertirse en un motor social para diversas comunidades vulneradas en el país a través de la moda. Trás su visita a México, hablamos con el talentoso diseñador sobre su visión de la sustentabilidad y su trabajo ético y colaborativo. 

Sobre el diseñador

Juan Pablo Socarrás estudió diseño industrial para cumplir con las exigencias de su familia mientras a escondidas estudiaba diseño de moda. Una vez concluidos sus estudios entró en Artesanías de Colombia, una dependencia del gobierno que le permitió acercarse a comunidades indígenas, afrodescendientes y artesanales. Ahí se desempeñó como Director Creativo y reforzó la idea de la importancia de las profesiones y el trabajo creativo como motor de bienestar. 

Con el tiempo presentó su marca homónima que buscaba vestir al público colombiano. Pero con el paso del tiempo decidió reestructurar su idea para evolucionar a una marca que representara un motor social que cuidara del Planeta y sus habitantes. Así fue como empezó Socarrás, historias hechas a mano. Ahora la marca tiene como principal propósito exponer a las comunidades y personajes que colaboran con ella para lograr un bienestar común. 

Socarrás entiende la importancia del trabajo colaborativo y lineal. En sus procesos las mujeres artesanas intervienen desde la concepción de las colecciones hasta su ejecución. Para Juan es importante la íntima convivencia para entender las historias y cosmovisión de las personas involucradas en sus procesos así lograr el propósito de la marca.

Ahora el diseñador trabaja tanto con comunidades indígenas, artesanales, de migrantes desplazados y hasta exguerrilleros. Para Socarrás el trabajo ético y creativo representa un motor para cambiar la vida de las personas. Cuando colaboramos y nos involucramos desde la empatia y le ofrecemos reconocimiento y nuevas oportunidades a las personas logramos impactar de manera positiva su vida. 

Magdalena

Con la pandemia vinieron cambios importantes para la marca. La crisis hizo al diseñador buscar una manera de salir adelante junto con su red de colaboradores. Bajo el nombre de La Hora de Contar Historias, Juan Socarrás dedicó una hora para el diálogo y capacitación de las personas con las que colabora. Su intención era entender sus necesidades, aportarles nuevas habilidades, reforzar su modelo de negocios y crecer en conjunto. 

Así fue cómo trabajó con 67 mujeres de 10 departamentos, siete comunidades indígenas y una inmigrante venezolana. La colección se presentó en Colombiamoda bajo el nombre de Magdalena, el principal río en el país. La presentación convirtió al cuerpo de agua en una mujer que visitaba a las creativas de sus orillas y terminaba por contar la historia de las sesenta y siete al mundo entero cuando desembocaba en el mar. 

Esta colección también llevó a reflexionar al director creativo para entender que su propia historia y su identidad como colombiano se alimentaba de la cosmovisión de las comunidades e historias a lo largo del río. Su trabajo íntimo, transparente y ético lo llevó a ganar hace algunos años el reconocimiento al Diseñador Favorito del Público Colombiano. 

Sostenibilidad en Socarrás

Ahora se encuentra en colaboración con Coca-Cola para llevar su misión más allá de las fronteras colombianas. Se encuentra visitando comunidades de Guatemala y México para crecer su red de colaboradores y explorar las historias y técnicas de otras regiones de latinoamérica. 

Para Socarrás el trabajo colaborativo se basa en el respeto y la empatía. Alejándose de discursos paternalitas, de exotización o mera apropiación. 

En cuanto a materiales, el diseñador emplea desde fibras orgánicas, materiales reciclados y upcycling de textiles. Con Coca-Cola tiene una alianza para la captación de botellas plásticas para la creación de textiles en Medellín. También cuenta con piezas en las que las bolsas plásticas se tejen para crear maravillas estéticas. 

Socarrás es un claro ejemplo de sostenibilidad en la moda latina. Su línea de producción está llena de transparencia, sus colaboradores tienen la posibilidad de mejorar su calidad de vida a través del trabajo ético y la experimentación con materiales sustentables fluye. 

Fotos por Diego Bigolin