Blog

Yeno, consumo circular en nuestros hogares

La basura es un error de diseño. Este es uno de los principios básicos de la circularidad y uno de los problemas a los que nos enfrentamos en nuestro día a día. La manera en la que consumimos está ideada para satisfacer nuestras necesidades pero no para pensar en él qué pasará con muchos de los desechos de nuestro consumo. Esta reflexión llevó a Alejandro Caraco y Enrique Aguilar a desarrollar Yeno, un nuevo modelo de consumo. 

Ambos emprendedores estudiaron Ingeniería en Desarrollo Sustentable, y durante su tesis decidieron unirse para crear un proyecto que diera solución a la manera en la que consumimos en casa. El ciudadano promedio encuentra en los supermercados la fuente principal de sus insumos. Pero en muchas ocasiones esta no es la solución ideal. Las cadenas de producción no son claras, las etiquetas pueden ocultar ingredientes que deberíamos evitar y ni hablar de la cantidad de desechos que se originan a partir de este modelo. 

Así pues, Yeno se propone a encontrar productores locales con procesos responsables; brindar la información de la manera más clara sobre sus productos y desarrollar un sistema de refill que evita el uso de desechables. 

¿Cuántos y qué tipo de productos ofrecen?

Actualmente contamos con 80 productos diferentes. Estos van desde artículos de limpieza, nueces, frutos secos, condimentos, cereales, semillas, granos, legumbres, snacks y acabamos de introducir tés y tisanas esta semana. Todos estos productos son distribuidos a través de un modelo de consumo circular, sin empaque desechable.

En las próximas semanas queremos agregar frutas, verduras y otros productos básicos como sal y pimienta; entre otros.

La dinámica para comprar en Yeno es sencilla. Se ingresa a su sitio web yeno.mx, se seleccionan los productos deseados y se realiza un pedido. Para tu siguiente compra es necesario que entregues los envases vacíos para recibir nuevos. El equipo de Yeno se encarga de lavarlos y utilizarlos en futuros pedidos evitando así los desechos. 

¿Cuáles son los criterios que toman en cuenta para seleccionar los productos que incluye su oferta?

Siempre tratamos que nuestros proveedores y aliados se apeguen lo más posible a un modelo de producción/distribución sustentable. Buscamos que sean productos locales, para mitigar el impacto de transporte lo más posible y apoyar las economías locales del país. También buscamos que los productos se puedan entregar sin empaques desechables. No siempre es el caso, por lo que parte de nuestra propuesta de valor es innovar en la entrega de sus productos y comercializarlos en base a un modelo de economía circular; buscamos que el producto no venga previamente empacado. Es decir queremos que todos nuestros aliados/proveedores nos puedan proporcionar sus productos a granel y con la menor cantidad de impacto posible. Hemos implementado un sistema de empaques de reuso para nuestros proveedores -similar al que le ofrecemos a nuestros consumidores- para ser coherentes en nuestra misión de deshacernos de los empaques desechables.

¿Cuáles son sus planes a futuro?

En Yeno creemos que la basura es un error de diseño y queremos convertirnos en un nuevo modelo de consumo sin empaques desechables. Para lograrlo, buscamos abarcar todo tipo de productos que iremos agregando poco a poco conforme vayamos creciendo y así convertirnos en un “one stop shop sustentable/circular” para todos los productos que los consumidores deseen. Algunos ejemplos son: productos de higiene, belleza, comida para mascotas, accesorios, etc. No sólo eso, pero queremos abarcar toda la cadena de suministro de nuestros productos para así garantizar que son completamente sustentables. Desde el empaque y el transporte hasta el proceso que se utiliza en su cultivo y preparación. No basta con ser una solución de “última milla” ya que la mayoría de los impactos vienen de la transportación/importación de los productos y materia prima para producirlos. 

Por esto nos basamos en los análisis de ciclo de vida de nuestros productos. Estos son estudios que analizan todos los impactos desde la extracción de materia prima, la producción, la transportación, el uso y el deshecho de cada producto. Es importante porque solo de esa forma podemos conocer el impacto real de lo que estamos consumiendo. Tristemente el impacto de estas iniciativas “verdes” puede llegar a ser mayor si no analizamos cada aspecto de las mismas. 

Buscamos también educar a consumidores y de la misma manera a proveedores, para poder implementar prácticas sustentables en toda la cadena de valor de sus productos. 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: